Salud Integral

Correctos estado y funcionamiento psicofísico abordados nuevamente con categorías objetivas desde donde sostener el discurso educativo, el diagnóstico y la terapia.

Las valoraciones de normalidad hacia el ego, la corrección política o las degeneraciones se justifican y se llaman salud, y el propósito de desenmascarar ignorancia, mentiras y confusiones continúa extendiéndose en lo denso de la disfunción psicofísica.

Se parte de las necesidades generales de administración del orden integral, del gasto integral organizado de energía, de información curativa y de establecer como hábitos orgánicos aquellas conductas igualmente vitales en el más profundo sentido pero que lamentablemente la naturaleza no castiga inmediatamente con señales de peligro.

Es decir que mientras no se puede abandonar más de un minuto la función vital de la respiración porque significaría la muerte, defectos fundamentales como el abandono de un gasto consciente de energía para no intoxicarse en los cuatro aspectos humanos recién llega a generar señales de peligro luego de un largo proceso de acumulación.

A nivel de lo específico para cada uno de los seis aspectos integrales, en primer término el buscador de la verdad deja de alimentar un entorno energético complejo a medida que va ascendiendo y debe estar advertido y preparado para todas las variantes reactivas que se resisten a “perder un alimento precioso” en la forma de todo tipo de emanaciones densas que dejó de producir.

Entonces aunque parezca contradictorio están los riesgos y sufrimientos propios del crecimiento que la persona abandonada no tiene, y de ignorarse la acción energética negativa de revancha ante el candidato a Iniciado, se puede caer en confusión y desaliento.

Mencionamos también principios generales como los de Reversibilidad y Actuación: las influencias y dependencias mutuas por pares de aspectos (mental-emocional, emocional físico y otros) y la poderosa acción de las compensaciones negativas que llevan a actuar una personalidad falsa a partir de lo que le falta o de lo que le sobra a la persona. O combinar ambas cosas a la vez.

Adelantando un  detalle psicológico de importancia, la persona sensible tiende a asimilar las carencias y sobrantes en su vida simplemente sufriendo hacia adentro, mientras que aquellos que actúan exageradamente las carencias y sobrantes hacia afuera suelen ser tipos egoicos y agresivos.

Esto es una válvula de escape de la naturaleza y una protección para evitar colapsos y cristalizaciones sin retorno, pero la falsa sensación de alivio que pueden generar llevan a interpretaciones deformadas y al alejamiento voluntario del trabajo sobre uno mismo.

Las necesidades de vitalización a través del Arte, la Naturaleza, el Conocimiento, el Servicio, y especialmente la necesidad de activación de lo Transpersonal son objeto ineludible de estudio y de entrenamiento en recursos.

En problemas clínicos y psicológicos comunes se proporcionan conocimientos y recursos sólidos generales. Se parte de las fundamentales alimentación alcalina y depuración alimentaria, y se dan orientaciones probadas para situaciones de diabetes, depresión, obesidad, desorden y abandono generalizado y el resto de cuestiones típicas en el campo de lo agudo y lo crónico.